(+34) 848 440 371 info@bigsoapfactory.com
Aceites Esenciales Quimiotipados

Aceites esenciales quimiotipados

La noción del aceite esencial quimiotipado es relativamente reciente. Su origen está vinculado a la aromaterapia científica de comienzos del S. XXI que determinó la necesidad de identificar los quimiotipos presentes en muchas plantas y hierbas para establecer con rigor y precisión sus usos más adecuados.La obtención de un aceite esencial quimiotipado guarda ciertas similitudes con los procesos de la viticultultura o la industria del aceite de oliva virgen en su apuesta de excelencia en la calidad con productos monovarietales en los que se controla el cultivo del producto de principio a fin, estableciendo el punto óptimo de maduración para proceder a su recolección.
Este modo de trabajar, válido para unos productos de enorme calidad, comenzó a aplicarse al proceso de destilación de hierbas y plantas para la obtención de sus aceites esenciales, empleando en el proceso cultivos naturales, especies botánicamente identificadas y controlando el cultivo para proceder a una recolección en el momento óptimo.

El proceso ha permitido producir el aceite esencial quimiotipado, ya que permite controlar los componentes bioquímicos del producto que logramos tras la destilación y determinar sus propiedades y usos más adecuados.
Este paso ha sido muy importante para actividades como la aromaterapia científica donde el uso de los aceites esenciales quimiotipados aportan tratamientos a una amplia gama de dolencias humanas como complemento a los tratamientos médicoS, tratamientos de prevención o simplemente regenerativos.

La aplicación de este proceso ha supuesto un importantísimo avance en la producción de los propios aceites esenciales, que en pocos años han pasado de producirse con plantas indefinidas procedentes de recolecciones aleatorias y procesos de destilación incompletos, a controlar todos los pasos desde el origen.

Se calcula que existen unas 30.000 especies botánicas con capacidad de producir aceites esenciales. Determinar el quimiotipo de aquellas con un uso más común, y en las que intervienen factores como el clima o la altitud que afectan en los cientos de sustancias químicas distintas que componen la planta provocan que, lo que en teoría es un mismo aceite esencial, varíe entre regiones o incluso de una temporada a otra.Por ello, contar con un producto como un aceite esencial quimiotipado, aporta al consumidor una garantía en la calidad en la composición final del producto, algo fundamental puesto que, más allá de ser un producto que aporte un olor agradable, tiene que ser un aceite esencial que interactúe para producir la respuesta que buscamos.


Determinar la composición de los aceites esenciales y establecer su quimiotipo ha permitido, además ampliar su abanico de usos y aplicaciones que van, desde aplicaciones estrictamente profesionales en la industria farmacéutica, medicina o alimentaria, al ámbito doméstico donde podemos sumergirnos en el universo de la aromaterapia, la elaboración artesanal de ambientación para el hogar, perfumes y fragancia, o jabones artesanales que nos aportarán un placer indiscutible.


Enlaces de Interés

Venta de aceites esenciales, aceites vegetales, hidrolatos y mantecas puras para establecimientos del sector.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *